Ortodoncia infantil, ¿cómo saber si tu hijo la necesita?

Si estás leyendo este artículo, seguro que tienes muchas preguntas en la mente sobre la ortodoncia infantil, como por ejemplo, ¿con qué edad se comienza a utilizar los aparatos de ortodoncia para niños? ¿Con qué edad hay que visitar al ortodoncista por primera vez? Si le hago la ortodoncia a mi hijo demasiado pronto, ¿se pueden mover los dientes? ¡Tranquila! Es normal que te plantees todas estas cuestiones. Para responder a todas las preguntas hemos preparado este post. Por eso…, ¡sigue leyendo! Te contamos todo lo que debes saber sobre la ortodoncia infantil. 

Los aparatos dentales para niños corrigen maloclusiones y problemas de la estructura ósea fácilmente. La ortodoncia infantil es un proceso más corto y rápido que si se tiene que solucionar el mismo problema en la edad adulta. 

¿Cómo saber si tu hijo necesita ortodoncia?

El diagnóstico correcto es el que realiza un ortodoncista, pero hay ciertas señales que indican si tu hijo necesita un aparato para los dientes. 

Existen ciertos factores que son inevitables, como la erupción prematura o tardía de los dientes de leche o problemas en la articulación temporomandibular. 

En otras ocasiones, los problemas de mordida vienen causados por hábitos inadecuados en la infancia. Si observas que tu hijo tiene alguna de estas malas costumbres, es probable que vaya a necesitar algún aparato para corregir su mandíbula. Algunos de estos hábitos inapropiados son:

  • La mala costumbre de chuparse el dedo de forma persistente después de que tu hijo haya cumplido tres años. La succión del pulgar de forma continuada provoca protrusión maxilar, mordida abierta y un paladar ojival. 
  • La respiración oral, que si no se sustituye por la respiración nasal, produce alteraciones en el desarrollo. 
  • El hábito continuado de la toma por biberón o de la succión del chupete después de que el niño ha cumplido dos años. 

¿A qué edad puede empezar un niño un tratamiento de ortodoncia infantil?

Respecto a esta cuestión, hemos tirado de los expertos, La Sociedad Americana de Ortodoncia (AAO), La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) y la Asociación Española de Especialistas de Ortodoncia (AESOR), tienen un consenso en cuanto a la edad en la que un niño puede empezar un tratamiento de ortodoncia infantil. Recomiendan que la primera visita al ortodoncista sea alrededor de los 6 años

A esta edad comienzan a caerse los dientes de leche y tiene lugar la erupción de los primeros dientes definitivos o permanentes. El desarrollo maxilofacial a esta edad es perfecto para diagnosticar posibles maloclusiones incipientes, además de otros problemas que si no se tratan ahora, en edades adultas tendrán difícil solución. 

A los 6 años se puede realizar un estudio del crecimiento para predecir posibles tendencias futuras. También se puede visualizar el estado del desarrollo dental y secuencia de erupción dental. Además, el ortodoncista puede ver los casos que necesitan un tratamiento temprano. 

La mayoría de estos problemas se encauzan al realizar una ortodoncia interceptiva. El ortodoncista mantiene el problema bajo control, evitando el empeoramiento progresivo, previniendo situaciones más complejas en el futuro. 

Los tratamientos interceptivos son sencillos, cortos y rápidos debido a la enorme capacidad de cambio y adaptación de los tejidos en los niños. 

¿Qué problemas corrige la ortodoncia infantil?

Hemos hablado con la Clínica Dental Prosperidad, clínica dental en el centro de Madrid, que llevan más de 20 años tratando a niños y adultos, diseñada para ofrecer la máxima comodidad y seguridad durante sus tratamientos y revisiones, sobre la ortodoncia infantil, y nos han explicado que los aparatos de dientes en niños son más efectivos que los que se colocan en adultos para corregir maloclusiones. Esto se debe a que en la infancia, los huesos maxilares están en pleno crecimiento y las piezas dentales aún no han adoptado una posición fija. 

La ortodoncia infantil tiene como objetivo la corrección de problemas esqueléticos y de desarrollo facial. Otro de sus objetivos es guiar la erupción de los dientes definitivos de manera correcta. 

Los aparatos dentales en niños solucionan problemas de:

  • Mordida cruzada o invertida. Entre las maloclusiones que existen, la mordida cruzada es de las más comunes en la población. El momento ideal para tratarla es durante la etapa de crecimiento, alrededor de los seis años. Así se evitan futuros problemas mandibulares. La mordida cruzada o invertida, produce una serie de molestias a la hora de morder y comer. También causa daños en las encías y en los dientes. 
  • Mordida abierta. La maloclusión abierta es muy frecuente entre la población, con una incidencia similar a la del apiñamiento y la mordida cruzada. Tiene un impacto estético muy negativo para la sonrisa. Pero, además, genera otra serie de consecuencias para la salud bucodental del niño. Lo perfecto es abordar la mordida abierta en la infancia. Se corrige mediante un tratamiento de ortodoncia infantil.
  • Paladar ojival o estrecho. Cuando las estructuras óseas no se desarrollan adecuadamente en la etapa de crecimiento y son más estrechas de lo normal, hablamos de paladar ojival. Supone que su curvatura y forma abovedada son más pronunciadas. La estructura necesita ser ensanchada a través de la ortodoncia interceptiva. 
  • La clase II. Se trata de un tipo de maloclusión que provoca graves problemas de funcionalidad en la mordida y afecta a la estética del niño. Se puede corregir con un tratamiento de ortodoncia infantil cuando se acaba el desarrollo del maxilar y mandibular. 
  • La clase III. Dentro de las maloclusiones que existen, la clase III es de las más complejas. También se llama prognatismo y es un incorrecto desarrollo mandibular que afecta a la mordida y a la estética. Es posible corregirla a través de un tratamiento de ortodoncia interceptiva cuando el niño está en la etapa de crecimiento. 

Si no se abordan estos problemas entre los 6 y los 12 años con un tratamiento interceptivo, habrá complicaciones más adelante. 

Tipos de aparatos dentales para niños

Hay que tener en cuenta que se puede colocar ortodoncia infantil en niños aunque estos tengan más de 12 años. Podemos distinguir los aparatos dentales para niños en:

  • Ortodoncia interceptiva. Es la que se coloca entre los 6 y los 12 años, principalmente para solucionar y corregir problemas esqueléticos. 
  • Ortodoncia correctiva. Se utiliza para tratar a niños, adolescentes y adultos que presentan problemas en la alineación o posición dentaria, pero tienen una estructura ósea adecuada. 

La ortodoncia removible en niños está dentro del primer grupo, es decir, de la ortodoncia interceptiva. Su objetivo es conseguir el tamaño y posición adecuados de los huesos de la cara. 

También existen aparatos fijos para lograr este fin, pero depende de cada caso del paciente. Una vez que se solucionan los problemas esqueléticos, no es raro encontrar a niños con aparatos metálicos fijos, como los brackets metálicos. 

Si tu hijo necesita ortodoncia infantil, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Inicialmente, el ortodoncista realizará un estudio exhaustivo para valorar en qué fase está la anomalía del crecimiento. Para ello se hacen una serie de pruebas diagnósticas, como fotografías intraorales, extraorales, radiografías panorámicas o cefalometrías.  Esta es la manera adecuada para pautar y planificar un tratamiento personalizado en función de los siguientes problemas:

  • Un maxilar superior más atrasado de lo debido con respecto a su posición correcta.
  • Una mandíbula, debido a factores genéticos, tiene su tamaño aumentado y se necesita parar el crecimiento del hueso mandibular. 
  • En otras ocasiones hay que estimular su desarrollo debido a que se ha ralentizado el crecimiento mandibular. 
  • También se utilizan aparatos de expansión, disyuntor, para corregir la mordida cruzada o cuando los paladares son demasiado estrechos. 
  • Existen otros aparatos, como los mantenedores de espacio, que se colocan con una finalidad preventiva. 

El ortodoncista modifica el crecimiento óseo, pero también guía la erupción de los dientes hacia una posición correcta. Por ejemplo, los procesos de caries o de extracciones prematuras suponen un bloqueo o una erupción incorrecta del diente permanente. 

También debes tener en cuenta que para iniciar un tratamiento de ortodoncia infantil, no es necesario que tu hijo haya terminado con el recambio dentario. Es decir, este tratamiento se puede iniciar cuando tienes los dientes de leche. 

Los brackets se recomiendan para pacientes que tengan la dentición definitiva, pero en ciertos casos, los ortodoncistas colocan brackets a los niños con dentición mixta. Para ello, colocará brackets en sectores determinados de la boca con el fin de corregir ciertos problemas de erupción o de espacios entre las piezas dentales. Generalmente, este tratamiento se combina con procedimientos de ortodoncia interceptiva. 

Cuando el recambio dentario se completa, se opta por un tratamiento de ortodoncia para adolescentes. 

Consejos para niños que llevan aparatos dentales

En todos los tratamientos de ortodoncia infantil, es el especialista el que da las instrucciones adecuadas a los padres y al niño. Aun así, te damos una serie de consejos generales aplicables a todos los casos: 

  • Como la ortodoncia interceptiva suele basarse en aparatos removibles, es crucial que estos se laven después de cada uso. 
  • Para un correcto mantenimiento, te recomendamos lavarlos con agua y jabón neutro. Después, hay que secarlos muy bien antes de guardarlos para que no adquieran malos olores. 
  • Hay que acostumbrar a tu hijo a que lo guarde siempre en su caja para evitar que se rompa o se pierda.
  • La base de una buena salud bucodental es la higiene y más aún en niños con ortodoncia infantil. Deben llevar una rutina de cepillado diaria adecuada.

Terminamos recordándote que lleves  a tu hijo a las revisiones pautadas por el especialista para un buen control sobre su ortodoncia. 

Por la buena salud bucodental del niño, nuestra recomendación es que le lleves a una visita con el ortodoncista cuando tenga 6 años. Así se podrán corregir los problemas bucodentales cuyo origen es esquelético.

Esperamos que este artículo te haya ayudado para saber si tu hijo necesita un tratamiento de ortodoncia infantil.  



Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit

Artículos mas comentados