Las parejas prefieren comprar sus juguetes íntimos a través de la red

La estandarización de internet nos ha abierto la puerta a cientos de miles de productos y conocimientos que, hasta hace poco, si no venían en la enciclopedia o no los tenía la tienda del barrio o el hipermercado, no conocíamos. En estos tiempos que corren, la red se posiciona cada vez más como el elemento que nos marcará nuestro futuro como sociedad y es por ello por lo que año tras año estamos potenciando cada vez más su uso para todo, incluido para las compras y, no solo para las de nuestro día a día que veníamos haciendo en el supermercado, sino que también para nuestras compras más personales, las de los juguetes íntimos con los que disfrutaremos, solos o en pareja.

El avance de las nuevas tecnologías nos ha traído una serie de beneficios de los que todavía no somos conscientes de ellos, en muchos casos. Hace tan solo unos años, nadie se imaginaba que podríamos acabar comprando en cualquier parte del mundo desde nuestro sofá y que en pocos días tendríamos los productos en casa, sin embargo, hoy en día, esto es lo más normal.

La estandarización de internet nos ha abierto la puerta a cientos de miles de productos y conocimientos que, hasta hace poco, si no venían en la enciclopedia o no los tenía la tienda del barrio o el hipermercado, no conocíamos. En estos tiempos que corren, la red se posiciona cada vez más como el elemento que nos marcará nuestro futuro como sociedad y es por ello por lo que año tras año estamos potenciando cada vez más su uso para todo, incluido para las compras y, no solo para las de nuestro día a día que veníamos haciendo en el supermercado, sino que también para nuestras compras más personales, las de los juguetes íntimos con los que disfrutaremos, solos o en pareja.

A la hora de ir a comprar juguetes de índole sexual para disfrutar bien solos o bien con nuestra pareja o directamente, con quien queramos, antes acudíamos a las tiendas eróticas que se repartían por todas las ciudades de nuestro país, sin embargo, este hecho, el de acudir a la tienda física, siempre nos supuso una serie de miedos que debíamos de afrontar. El más común de ellos era el de que nos viesen entrar o estar dentro, sobre todo, en ciudades pequeñas ya que el que dirán nos cortaba demasiado. Si bien es cierto que realmente no estábamos haciendo nada malo ni nada ilegal, tan solo buscábamos comprar una serie de juguetes o conjuntos con los que divertirnos, la realidad es que por el miedo a ser descubiertos nunca íbamos o, cuando lo hacíamos, era en una ciudad que no es la nuestra.

Sin embargo, hoy en día, esto ya no es así y es que con el auge de la red han ido apareciendo con el paso del tiempo una serie de tiendas eróticas en línea, las cuales, en la inmensa mayoría de los casos, son las que teníamos en nuestras ciudades y que ahora se han reinventado llevando su catálogo de productos a las páginas web.

Comercial Apra es el claro ejemplo de una de estas tiendas y es que a través de su sitio web pone a nuestra disposición un sinfín de productos eróticos e higiénicos que antes vendía de forma física pero que, ahora, cuenta con una página en la red a través de la cual nos hace llegar todo aquello que esté disponible en su catálogo y que necesitemos. Un envío que se hace a través de una empresa de mensajería y que, en apenas unas horas o días, nos acercarán hasta casa de una forma totalmente discreta, tanto, que incluso en muchos casos, el transportista desconoce que tipo de mercancía lleva en su camión. Esto os lo decimos porque sabemos que es de suma importancia para vosotros, ya que buscáis pasar un buen rato sin que nadie tenga por que enterarse de lo que habéis comprado, es por ello por lo que, acudiendo a tiendas de confianza, siempre saldremos ganando, ya sea a través de la red o no.

Los juguetes sexuales más punteros pueden tener peligros

No buscamos alarmaros ni mucho menos, de hecho, nos gusta y nos parece bien que disfrutéis con vuestros juguetes eróticos, sin embargo, debéis de tener en cuenta que estos, con el paso de los años, como todo en esta vida, han ido avanzando y hoy en día ya cuentan con componentes tecnológicos muy importantes. Algunos de ellos, principalmente vibradores, cuentan con unos chips de alta tecnología que permiten que sean juguetes conectados, pero hay un problema, al igual que pasa con las consolas, los móviles, ordenadores y coches, estos también pueden ser hackeados. De hecho, algunos de los ciberdelincuentes más avispados pueden llegar a ser capaces de variar la intensidad o vibración de los aparatos sexuales mientras los estamos usando, así como podrían llegar a robar información sobre cuándo y con qué frecuencia se están utilizando, de tal forma que se podría acabar sufriendo un chantaje, es por ello, que debemos de estar alerta ante cualquier situación de este tipo.