Calidad en el sector alimentario

El sector de la alimentación, junto con el químico y farmaceútico, es de los que más se regulan, en materia de normativa, certificación y estándares de calidad. Dependiendo de cómo crezca la industria, van a ir apareciendo normativas en materia de seguridad de mayor exigencia por la parte de los organismos que se encargan de la regulación.

El sector de la alimentación, junto con el químico y farmaceútico, es de los que más se regulan, en materia de normativa, certificación y estándares de calidad. Dependiendo de cómo crezca la industria, van a ir apareciendo normativas en materia de seguridad de mayor exigencia por la parte de los organismos que se encargan de la regulación.

Los expertos de efcspain.com, nos comentan que las normas afectan a toda clase de agente de la industria que sea parte de la cadena alimentaria. Así se da respuesta ante la administración, los mercados y también respecto al consumidor.

¿Cuáles son las normas de seguridad alimentaria más importantes?

La política por parte de la Unión Europea en cuanto a seguridad en la aimentación está centrada en una serie de áreas protectoras: higiene de carácter alimentario, salud en los animales, sanidad vegetal y contaminantes y residuos.

En España, a la hora de certificar todos estos temas AENOR es la que se dedica a ello, siendo de las más importantes en todo el mundo.

ISO 22000

La más conocida, la cual comenzó su actividad en 1947 y la hemos podido ver en multitud de empresas. Este es el estándar que más nos preocupa y es de una calidad elevada.

Lo que hace es dar una alta seguridad a la cadena de suministros, de tal manera que puede ayudar a que los productos atraviesen la frontera para llegar al consumidor perfectamente.

Es también de gran ayuda para que las empresas puedan saber e ir identificando los peligros existentes en materia de seguridad en el terreno alimentario.

IFS

Las normas se desarrollaron en 2003 para empresas de Alemania, Francia o Italia, las cuales operaban en el mercado. Como principal objetivo los consumidores pueden saber y confirmar que los productos van a cumplir con la máxima seguridad con los estándares que sean precisos.

En el sector de la alimentación destaca IFS Food, reconocido por las empresas que hacen el procesado, empaquetado y la manipulación de los alimentos a granel.

BRC

Conocido como GFSI como una norma de carácter mundial, nacida en 1988 por la Unión de las asociaciones de mayor importancia del Reino Unido. Al igual que las anteriores, el objetivo que tienen las normas BBC es la garantía y audición sobre la seguridad en el terreno alimentario.

Existen una serie de requisitos para su cumplimiento para la producción, higiene, envasado y embalaje. De la misma manera va a certificar el uso y que se implementen una serie de sistemas que se van a encargar de certificar los sistemas encargados de los estándares de calidad.

¿Cómo puedo  cumplir con la seguridad alimentaria en mi empresa?

Debes saber que la empresa que opere en el sector alimentario tiene que implantar normas para cumplir con lo debido respecto  al tema de la seguridad alimentaria.

Por lo general, el departamento que se dedica a la calidad es el que se encarga de ello. Cuando no existan los recursos precisos, se debe elegir a una consultora externa que esté especializada en ISO 22000, IFR y BRC.

El proceso normativo y certificador comprende todas las acciones de manera exhaustiva y burócrata, donde se va a pedir la documentación para que comiencen los trámites y se puedan cumplimentar los requerimientos existentes, pudiendo hacer la auditoría inicial, para que puedan hacerse planes de acción de cara a su corrección o realizar planes en los que se establezcan auditorías de seguimiento.

En este sentido, es bueno tener un programa de gestión documental y de calidad, pues es más fácil contar con un aparato que nos pueda ayudar a ir cumpliendo los documentos y demás normas referidas a la seguridad en los alimentos.

Esperamos que todo lo que te hemos contado sobre este interesante tema haya sido de tu interés, influyendo de forma decisiva en la salud, aunque haya que estar en la lucha a diario por la gran cantidad de factores que pueden hacer daño al cuerpo humano.

Por lo tanto, si os pareció de interés, ya sabéis, solo tenéis que establecer contacto con una de las empresas que hay en el mercado y que trabaje en la calidad en el marco alimentario.

Lo principal que debes tenerlo claro, es que la calidad es básica y de nada vale mirar solo el bolsillo, pues al final se termina notando en el producto final. Por ese motivo, merece la pena elegir siempre teniendo presente que debe haber un equilibrio en cuanto a la calidad /precio que debe establecerse para que así la elección sea la mejor. Nadie da duros a cuatro pesetas, que se solía decir, la calidad se paga.