Madrid, una referencia en el uso de bolsas biodegradables

15 octubre, 2018
Madrid, una referencia en el uso de bolsas biodegradables

El excesivo consumo de plástico ha sido y es en la actualidad un problema en las sociedades occidentales. Cada vez son más las voces que alertan de este problema a lo largo y ancho del mundo. Y cada vez en más sitios. El uso excesivo de plástico hace que nos enfrentemos a un grave problema medioambiental al que se intenta dar respuesta desde el ámbito público desde hace algunos años pero que todavía no se ha exterminado. E incluso parece difícil que eso sea posible. Terminar con él es más importante que nunca.

España es un país que, como muchos podéis haber previsto al leer el primer párrafo, no se libra de este problema. Nuestro país es uno de los que más contaminados se encuentran de Europa en muchos sentidos. También somos una referencia (negativa, claro) en lo relativo al consumo y al vertido de plástico. Tenemos la necesidad de solventar este tipo de problemas y lo cierto es que todavía queda bastante trabajo por hacer para que esto sea posible a corto o, como mucho, a medio plazo. Pero el objetivo está ahí.

Un artículo publicado por el portal web Iresiduo destacaba que en España se generan de manera aproximada 2’1 millones de toneladas de residuos cada año, algo que hace que nuestro país, como decíamos antes, disponga de una de las cifras más elevadas de todo el continente a este respecto. En buena medida, esto es provocado por una ciudad como Madrid. En parte es lógico que sea la capital del país la que más contamine y la que más plástico use. Pero no cabe duda de que es aquí donde también hay un margen de mejora más amplio para tratar de reducir este impacto.

Sin embargo, y de acuerdo a una noticia que vio la luz en el portal web Plastics Europe, nuestro país destacaba en reciclado en el conjunto del continente. En ese asunto también Madrid juega un papel muy importante. La capital española es una de las ciudades que mejor cuida el reciclaje y es por eso por lo que, en gran medida, es culpable del buen resultado que presenta nuestro país en este asunto. La mayoría del material que se recicla está hecho con plástico, por lo que entendemos que en materia de la reutilización de este material, Madrid también se encuentra en una muy buena posición.

La normativa vigente y la sociedad han comenzado a valorar y a impulsar el uso de bolsas de plástico que sean biodegradables y que se puedan reutilizar. Según nos han comentado desde Bioplásticos Alhambra, buena parte de las empresas que vienen interesándose en la compra de bolsas biodegradables para sus negocios proceden de la Comunidad de Madrid, algo que refleja a las claras la apuesta que hay en nuestro territorio por la consecución de una sociedad mucho más respetuosa con el medio ambiente.

Una apuesta de presente más que de futuro

Las bolsas biodegradables constituyen una apuesta que no es solo de futuro, sino que tiene mucho que ver con el momento en el que nos encontramos actualmente. Es necesario que todas las empresas y que todas las familias comiencen a utilizar este tipo de materiales y dejen de lado las bolsas de plástico tradicionales, que son las que más contaminan y ensucian nuestro entorno. Esa es una necesidad del presente y que hay que poner de manifiesto ya, sin esperar a nada ni a nadie. Nuestra tierra nos lo pide.

Que Madrid sea el lugar de España en el que más parecemos apostar por el uso de bolsas biodegradables es todo un orgullo para nosotros, pero eso nos tiene que servir de motivación para seguir creciendo y para demostrarle a Europa que en España y que podemos ser muy respetuosos con el medio ambiente. La verdad es que ese es el objetivo y el motivo del trabajo de muchas empresas y de una buena parte del sector público tanto local como nacional. Un trabajo que adquiere un valor tremendo y que no siempre es valorado.

Los retos del futuro son muchos y es preciso que sean abordados cuanto antes. La Tierra nos lo pide. Hay muchas zonas de España que deben todavía amoldarse a las nuevas necesidades del medio ambiente y equipararse al trabajo que hace Madrid, que por supuesto también es mejorable y que debe seguir creciendo de aquí a dentro de unos años. Si crecemos de la mano seguro que crecemos mucho más. Ese debe ser nuestro propósito. Cualquier otra cosa será sinónima de dar un paso para atrás.