Especialistas en superficies de cribado

8 abril, 2014

Talleres Núñez es una empresa madrileña fundada en el año 1968,  dedicada a la comercialización de todos los productos de cribado y selección de materiales, como las mallas metálicas o las mallas de poliuretano. Durante sus últimos diez años de actividad comercial ha llevado a cabo un ambicioso plan de expansión internacional que a día de hoy ha conseguido que la empresa tenga presencia en más de 20 países repartidos por los 5 Continentes.

En cada acción y con cada cliente la empresa tiene presente como uno de los aspectos primordiales la calidad en los productos. Por ello han implantando los sistemas de calidad ISO 9001, un plan de prevención de riesgos laborales y el certificado medioambiental de la norma ISO 14001. Además, lleva a cabo una interacción fluida con el cliente con el objetivo de comprender las necesidades de cada empresa y garantizar la adecuada responsabilidad técnica en lo que concierne a los procesos y a las materias primas.

La importancia de las mallas poliuretano en la criba de áridos

Las mallas para la clasificación han de elegirse muy minuciosamente para evitar casos de desclasificación, una mala criba de materiales que merma la calidad de los productos finales, lo que puede desgastar prematuramente las piezas destinadas a la trituración, al añadirles materiales para los que no estaba pensado su funcionamiento y también para evitar reciclajes indebidos.

Para lograr una clasificación perfecta en cuanto a eficacia y precisión en la selección de los materiales, se puede utilizar la malla metálica con alambres cilíndricos o las mallas de poliuretano. Con estas últimas se evitan los grandes problemas en el montaje y desmontaje de las mallas metálicas de las cribas. En contrapartida las mallas de poliuretano tienen una superficie útil menor en general, lo que exige la preparación de mayores superficies para obtener el mismo rendimiento que una malla criba metálica.

Otra de las ventajas de la malla de poliuretano es que se pueden sustituir las zonas más desgastadas por otras en perfecto estado. El precio de las cribas es elevado y las zonas de desgaste no son uniformes, de modo que se forman las cribas uniendo módulos que puedan ser fácilmente intercambiados en caso de necesidad.

Tanto las mallas de poliuretano como las de goma fueron concebidas porque ofrecían menor desgaste del material debido a la acción abrasiva de los áridos que se clasifican. Sin embargo, con las mallas metálicas, que ofrecen menor resistencia al desgaste, se consigue una mayor precisión y más superficie útil de trabajo.

Los aspectos más técnicos en cuanto al trabajo de Talleres Núñez en la criba de materiales son importantes puesto que las mallas de criba son caras y los arreglos o sustituciones suponen una parada en la producción y más costes de personal de mantenimiento. Además, normalmente la sustitución de una malla deteriorada es complicada, porque son pesadas, difíciles de manejar y normalmente se trabaja con varias superpuestas. Así que la planificación y el estudio adecuado para la elección de las mallas adecuadas para cada trabajo son determinantes para poder conseguir una buena calidad en el trabajo, lo que se traduce en la satisfacción del cliente.

Deja un comentario