Star Cargo, garantía de satisfacción

24 febrero, 2017
Star Cargo, garantía de satisfacción

Desde hace años tengo un negocio donde hago coches a escala en miniatura. Lo que empezó siendo una pasión, terminó siendo negocio, aunque de vez en cuando también me hago las mías propias. El caso es que tenía una serie de pedidos de un coleccionista de maquetas de Seattle que es un magnífico cliente desde hace años.

Necesitaba mandar por avión estas maquetas y que se cuidaran, por ser material que necesita ser tratado con cuidado. Buscando empresas para el transporte de avión en Madrid en Internet, di con Star Cargo.

Me informé convenientemente y es una sociedad privada que es especialista en el transporte nacional e internacional. La compañía se estableció en 1996 en Madrid y es miembro de IATA. Desde que nació como empresa de transportes en la capital y agencia de carga, fue expandiéndose, por lo que es una empresa seria.

A la hora de contactar con ellos me di cuenta de que los profesionales que trabajan sabían perfectamente de lo que se trataba y del cuidado que necesitaba para el transporte de estas maquetas. El servicio que pedí era urgente, pues en Portland (Oregon) había una exposición de coleccionistas y él quería llevar parte de su colección y 3 maquetas de unos modelos de Seat que me tocó realizar.

Mis maquetas de Seat debían llegar bien a Seattle

La verdad es que fue un trabajo donde disfruté enormemente, pues tuve que hacer la maqueta del Seat 600, un Seat 124 y el Seat Ibiza. En los próximos meses me tocará también hacer el Seat Málaga, Seat Ronda y demás modelos de la casa española.

Para mí, por tanto, era una magnífica oportunidad que este pedido llegase fenomenal, para que mi cliente siguiese confiando en mí. Desde Star Cargo se tomaron muy en serio mi petición y me asesoraron de tal manera que quedé tranquilo al depositar mis maquetas para que las transportaran hasta la ciudad norteamericana.

La empresa transporta todo tipo de productos a cualquier parte del mundo. En mi caso era necesario el avión y eran maquetas, pero también transportan productos de lo más variado, como periódicos, alimentos, medicamentos o repuestos mecánicos.

Es fácil dar con ellos, pues están situados en la Terminal de Carga Aérea del aeropuerto de Madrid, en el Edificio de Servicios Generales. Están próximos a los almacenes de las compañías aéreas y en el mismo edificio de la aduana, por lo que es fácil para ellos manejar los envíos un situ y solucionar los problemas que puedan ocurrir.

Todo esto pone más fácil confiar en ellos, máxime cuando uno manda algo a un país que pone tantas trabas y controles como Estados Unidos.

Al final mi cliente me avisó justo a la vez que Star-Cargo de que llegaron sanas y salvas las maquetas. Lo mejor de todo es que quedó satisfecho. Cuando terminé de hablar con mi cliente, llamé a los profesionales de star-cargo por su buen trabajo y ya les comenté que volvería a confiar en ellos para los pedidos que en estos meses tendría que mandar a mi coleccionista.

La verdad es que da gusto poder contar con un grupo de profesionales que, pese a todo el trabajo que tienen, son capaces de cuidar con mimo un pedido que no era de gran beneficio económico para ellos, pero si para mí cliente.

El trabajo bien hecho suele tener recompensa, a veces con más pedidos como es mi caso y en otras ocasiones con el boca a boca.

Si necesitáis llevar a otro país una determinada carga, mi consejo es que os informéis, pues merece la pena confiar en un grupo de profesionales que, con independencia de la carga que les encomendéis, se encargue de que llegue en las mejores condiciones al destino.

Muchas veces son cosas que realmente tienen que llegar en un estado óptimo y con todas las condiciones de seguridad y embalaje, no solo por el producto en sí, también porque las autoridades de uno u otro país te solicitan tal o cual cosa.

Lo mejor en estos casos, es leer en Internet las opiniones de los clientes, algo que en Star Cargo, convence y con razón, pues casi uno siente como si estuviese dejando el objeto en manos de una persona de confianza.