Moda femenina: un negocio repleto de oportunidades

21 Noviembre, 2016
Moda femenina: un negocio repleto de oportunidades

En una ciudad como Madrid hay espacio para una gran diversidad de negocios. Sin embargo, pocos comercios caracterizan más a las grandes ciudades (europeas o mundiales) como el comercio dedicado a la moda. Indistintamente de si se trata de moda de hombre o mujer, la verdad es que le confiere un aire diferente a uno de estos lugares.

Quienes nos dedicamos a un sector de este tipo lo sabemos muy bien. Cómo vestir es algo que importa a muchísimas personas hoy en día, personas que buscan desde ropa elegante para su trabajo o para cualquier evento hasta prendas cómodas con las que disfrutar de sus horas libres. El trasiego de gente en las diferentes tiendas dedicadas a ello es grande y esta es, como decía, una de las señas de identidad de una gran ciudad.

Nosotros, como vendedores, estamos obligados a dar al cliente lo que busca. En mi caso, dirijo una tienda especializada en la venta de ropa femenina. Nos gusta vender prendas de todo tipo, desde jerseys y camisetas hasta vestidos o faldas. Particularmente nos gusta que una mujer pueda encontrar en nuestro establecimiento todo lo que anda buscando, y ofrecer una gama variada de elementos es la única opción para ello.

Por eso, desde el momento en el que entre mi socio y yo decidimos emprender nuestro camino en este negocio decidimos que era necesario encontrar un proveedor que destacara por proporcionar esa gama tan amplia de prendas. Nos pusimos en marcha con la búsqueda de información y después de conseguirla valoramos diferentes opciones y las comparamos para dilucidar cuál nos era más beneficiosa en cuanto a la cantidad de prendas diferentes, su calidad y su precio.

La primera opción era www.hhg.es. HHG es un negocio dedicado a la venta al por mayor de ropa de mujer, por lo que disponía del género que necesitábamos para nuestra tienda. Este género no era solamente un género hecho con materias primas resistentes y convincentes, sino que además podíamos adquirirlo a un precio coherente y que nos permitiría mantener un buen margen de beneficios sin que la venta en nuestro establecimiento resultara demasiado cara para nuestra clientela.

Contactamos con ellos a través del número de teléfono que encontramos en la página web y les comentamos que acabábamos de abrir un negocio dedicado a la venta de ropa para mujer. Desde el primer momento demostraron ser un elemento de apoyo crucial para nosotros, puesto que no solo nos comenzaron a proporcionar unas prendas que terminarían por gustar a nuestras consumidoras sino que además nos ayudaban a obtener una visión más general de cuáles eran las tendencias de cada temporada.

Una asociación que nos permitió crecer

Con el paso del tiempo y a pesar de las inmensas dificultades que ha padecido la economía española, nuestra tienda ha salido adelante. Ya llevamos años metidos en esto y aunque como decía la situación global de nuestra sociedad no era la mejor, nosotros sí que hemos conseguido el éxito no solo con nuestros beneficios sino también con la imagen que hemos conseguido transmitir de nuestro comercio, algo que nos ha permitido y de qué manera forjarnos un hueco en el mercado madrileño de ropa femenina.

Lo mejor de todo, y por lo que podemos quedarnos aún más tranquilos, es que el futuro tiene buenas expectativas para nosotros. Tener un proveedor como HHG asegura estar a la última y disponer de manera rápida de las últimas novedades. A nuestras clientas les gusta el género del que disponemos y eso es sinónimo de que tanto nosotros en la tienda como nuestro proveedor disponiendo de las mejores prendas estamos haciendo un gran trabajo. Seguir realizando esta labor y manteniendo dicha asociación es la mejor manera para seguir creciendo como negocio. Así será.