Donando Vida

9 mayo, 2017
Donando Vida

Las clínicas de fertilidad y reproducción asistida están repartidas por todo el país dando esperanzad a aquellos hombres y mujeres que, por algún motivo, no pueden ser padres por el método tradicional. Sin embargo, los problemas que dificultan el embarazo en las parejas o mujeres solteras son muchos y de muy diferente índole y, por eso, las soluciones también deben ser diferentes.

Cuando la pareja, o la mujer, tiene algún tipo de problema para quedar embarazada se suele realizar un estudio de fertilidad que da paso a la inseminación artificial, luego a la inseminación in vitro y posteriormente a otras alternativas que a algunos padres les cuesta aceptar. Todos conocemos la donación de semen y sabemos lo que conlleva pero, ¿qué ocurre cuando es la mujer la que tiene el problema? La donación de óvulos no está tan extendida en nuestro país como algunos piensan pero no es la falta de solidaridad entre nosotras lo que provoca esos número tan bajos de donantes, es el miedo y la falta de información lo que echa para atrás a muchas mujeres que,  con un poco más de información, estarían encantadas de dar la oportunidad a otras mujeres de convertirse en madres.

En Madrid contamos con un centro especializado en la donación de óvulos que puede ofrecernos toda la información necesaria al respecto: IVIdona.

Cómo es el proceso

El proceso de donación es muy sencillo. El centro especializado realiza una entrevista personal donde se explica todo el proceso y se resuelven todas las dudas que tenga la donante. Posteriormente se realizan una serie de pruebas  clínicas gratuitas (análisis genético, ecografía, exploración ginecológica, etc.) con el fin de comprobar tu estado físico y mental de salud. Estas pruebas ofrecerán unos resultados que no sólo servirán para poder ser donante sino que también te darán información sobre tu fertilidad. Si todos los resultados con normales se planifica la estimulación, que dura entre 10 y 12 días y consiste en preparar tus ovarios para el día de la punción.

La punción (proceso de extracción de los óvulos que vas a donar) es sencillo e indoloro. Dura unos 20 minutos y se practica por vía vaginal y bajo una pequeña sedación para asegurar que la donante esté lo más cómoda posible. Tras unas horas de reposo, la donante podrá hacer vida normal.

Pero la cosa no acaba ahí. Para asegurarse de que te encuentras en perfecto estado, el equipo médico del centro de donación estará en contacto constante contigo para saber cómo te encuentras y asegurarse de que todo vuelve a la normalidad.

Hace unos días, La Razón publicó un artículo con las preguntas frecuentes que todos nos hacemos sobre la donación de óvulos.

  1. ¿Qué supone para la donante? Controles médicos, tratamiento por vía subcutánea y extracción de óvulos.
  2. ¿Cómo se seleccionan las donantes? Mediante exámenes médicos, análisis de sangre y tests psicológicos.
  3. ¿Es posible conocer a la donante de óvulos? No. La donación es confidencial y anónima, por lo que no se pueden facilitar nombres, fotografías ni ningún dato mediante el cual la donante pueda ser reconocida.
  4. ¿Por qué cada vez hay más donación de óvulos? España es el país que lleva a cabo más tratamientos de ovodonación con más de 16 mil ciclos en 2012. En Europa hay países donde no está permitida.
  5. ¿Todavía se esconde? A partir de los 43 años la tasa de embarazo con óvulos propios es del 1%, por lo que la donación de óvulos es cada vez más habitual. Para ellas, y sus parejas, supone un duelo genético y todavía se envuelve en cierto secretismo. Hormonalmente es un proceso muy sencillo e incluso se utiliza el ciclo natural. El útero es muy receptivo y la tasa de aborto es mucho menos que con sus propios óvulos.